Si quieres contactarme, escríbeme a colombianaensuecia@gmail.com

lunes, diciembre 28, 2015

La magia murió

En Colombia es El Niño Dios, en Suecia es tomte (papa Noel) quien acostumbra a entrar a cada casa donde hay niños y entregar los regalos (en nuestro caso tipo 6 de la tarde) el 24 de diciembre. Los niños o la mayoría esperan con ansias el personaje que les traerá sus regalos.

Era el caso de mi hijo, quien siempre espero con ilusión a tomte y le guardaba galletas con leche y todo. Tengo fantásticos vídeos de cada Navidad cuando el tomte llegaba a la puerta y su cara de felicidad no se compara con nada.  Este año estaba todo preparado para recibirlo pero en cambio de esa cara de emoción hubo una cara de decepción:( ya que mi niño desde el primer instante supo que no estaba frente a un verdadero papa Noel y de una empezó a cuestionarlo/cuestionarnos, a regañadientes aceptó sus regalos mientras repetía q el tomte no era más que un disfraz.  Cuando el papa Noel se marchó seguía insistiendo con lo mismo y no hubo argumento válido para convencerlo, yo quería decirle la verdad de una vez x todas pero mi marido insistía en que aún no era el momento, pero no pasó más de media hora cuando mi hijo que seguía con el tema me puso entre la espada y la pared diciéndome: mamá yo sé que todos aquí tienen un secreto con ese papa Noel que no me quieren contar a mi y me parece muy injusto... Ahí no pude más y le dije: vamos a hablar porque tú ya eres un niño grande que puede entender y tienes razón en que no es justo contigo, así q le expliqué todo de que en realidad era mamá y papá quienes compraban los regalos y que lo del tomte era para crear una magia alrededor de la Navidad, que era imposible que una sola persona pueda repartir regalos a todos los niños del mundo y menos en una misma noche, también le expliqué del niño Dios en Colombia y de lo afortunado que él es de poder recibir lo que desea y más.

Después de eso estuvo más tranquilo y dijo que merecía una disculpa por haberle mentido durante todos esos años (vergüenza toral), disculpa que obviamente tuvo.
Y así es como se acaba para siempre la magia de papa Noel en nuestra casa.

4 comentarios:

Nik neuk dijo...

Eso es mismamente lo que me cuestiono yo sobre si contarles a mis futuros hijos la existencias de ellos o no. Quiero que tengan ilusión pero al mismo tiempo siento esa decepción que yo viví y no sé si compensa...
Tu niño es muy maduro.
Besos

Ma Fernanda dijo...

es un tema hot..... sabes a mi nunca me hablaron de papa noel, me hablaban del niño dios. Cuando llegue a la edad que entendia las cosas y le dije a mi mama que no existia su respuesta fue: claro que existe, gracias a el tu papa tiene un trabajo con el cual gana dinero para comprarte los regalos. No se que hizo en mi cabeza pero no reaccione mal, pense en lo que me dijo por mucho tiempo.
siento que como papas debemos enseñar apreciar a nuestros hijos los esfuerzos que hacemos para que cuando llegue el dia que se den cuenta de que el mundo no es como se los hacemos creer, tengan la capacidad de seguir viendo la magia.

animo! que "papa noel" si existe jijijiji.

Alí Reyes dijo...

Es una tristeza. Pero fíjate, precisamente, este diciembre escribí un cuento acerca de San Nicolás. En algún momento lo lees.
He estado repasando tu blog y viendo las fotos. Muy bueno, es una mirada muy latina al mundo nórdico. Gracias por el esfuerzo
Te saluda un venezolano, por cierto, en mi blog tengo una sección dedicada nada más a Colombia, en lo que puedas, será un honor tu visita

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Lo importante es que la magia siga existiendo, así todo será realidad.

Te deseo un Feliz 2016.

Abrazos.