Si quieres contactarme, escríbeme a colombianaensuecia@gmail.com

viernes, abril 06, 2012

Recordando: Mi parto

Y aquí está el recuento de mi parto...Un viernes santo como hoy pero hace tres años.  Como les decía en el post anterior yo no tuve dolores así que llegó mi fecha probable de parto, es decir, las 40 semanas si pena ni gloria, ya que yo no sentía nada de dolor, no tenía nada de manchas, mejor dicho nada extraño o extraordinario, así que lo único que se podía hacer era esperar.

Eso de no tener dolor es herencia de mi mami, ya que ella no tuvo dolor (contracción) en ninguno de sus partos y en todos le hicieron cesárea, como es costumbre en Colombia.

La espera estuvo un poco más llevadera con la compañia de mi mamá quien ya había venido para acompañarme/ayudarme.

Fué así como llegué a la semana 42 (el límite aqui en Suecia) y como nada pasó fuí programada para una inducción, justo el día en que cumplia las 42 semanas, el viernes santo del 2009.  Llegamos al hospital a eso de las 10:30, después de hacer los chequeos correspondientes tanto al bebé como a mi, me colocaron vía vaginal un gel que me ayudaría a dilatar y comenzar el trabajo de parto.  Si eso no funcionaba deberian ese mismo día hacerme cesárea.  Gracias a Dios que si funcionó y como a eso de las 12:30 (una hora después del gel) ya empezaba el proceso y tenía un centimetro de dilatación.  Estuve caminando por el hospital, almorzamos y como a eso de las 3 empezaron los dolores primeros muy suaves, despues más fuertes y más seguidos.  Yo tenía como primera opción unja mascara de gas para amortiguar el dolor en cada contracción, pero a mi parecer no ayudaba en nada, así que cuando se fueron haciendo más fuertes no aguanté más y pedí la epidural, me la pusieron como a las 6:00 pm cuando tenía una dilatación determinada para eso (no me acuerdo cuanto era), el caso es que después de eso, ya sin dolor me dormí un par de horas.  Cuando me levanté sobre las ocho de la noche, me revisaron y ya estaba totalmente dilatada, pero dijeron que esperaramos un poco más.  Poco a poco los dolores volvieron y se reventó la bolsa. 

A las 9:30 fué la hora en la que comenzamos el trabajo de parto. Tenía a mi marido de un lado y a mi mami del otro, de los dos me agarraba con muchisima fuerza mientras pujaba...Diosssssssss que trabajo yo pujaba y pujaba y parecía que no pasaba nada y entre cada una las fuerzas se me iban de millones por segundo, yo sentía que ya no podía más, pero era sólo una sensación porque si que podía y lo hice hasta que salió mi chiquitin llorando y yo llorando de felicidad lo recibía entre mis brazos, eran las 10 en punto de la noche.

Que sensación tan indescriptible que es cuando tienes a tu hijo por primera vez en tu pecho, es mágica...mi chiquito lloraba y se callaba por ratos y me miraba y una de las primeras cosas que hizo fué orinarse encima mio.  Recuerdo aquel día como si fuera ayer, veo el video cada cierto tiempo y lloro cada vez que lo veo, es un milagro que aún no puedo explicar. 

Después de un rato trajeron para pesarlo, medirlo, etc, mientras yo expulsaba la placenta 10 minutos después.  A nosotros nos trajeron sanduches y jugos.  Estuvimos bajo "observación"  como una hora y media y luego pasamos al edificio contiguo al hospital que es un hotel, en donde se puede quedar toda la familia (hermanos si es que hay).  Es un hotel adscrito al hospital en donde hay personal especializado 24 horas dispuestos a ayudarte y a uno (a mi) como primeriza a enseñarnos algunas técnicas de amamantamiento, cuidados, etc.  Al día siguiente vino el médico a revisarlo y a hacerle algunos exámenes al bebé.  Nosotros estuvimos ahí un par de noche y luego volvimos a casa.
 

8 comentarios:

Lyn dijo...

Wow... que gran historia. Gracias por compartirla...
Bendiciones a tu niño que debe estar hecho un hombrecito. Feliz semana santa...

Mis cositas y yo desde aquí... dijo...

Que linda descripción, lo haces como si hubiera sido ayer.
Abrazos,
Piedad

Roze dijo...

Que tierno tu D está de cumpleños!!! me has conmovido con tu mami de un lado y tu amor del otro!!! Te cuento una cosa, yo deseao lo mismo, tener a mi madrecita linda junto a mi cuando me toque ese día..

Felicidades D!!!

Mar dijo...

Que bello relato, definitivamente ser madre es un milagro..

Abrazos al cumplimentado de mi parte

xx

Piruli dijo...

¡Que lindo!
La verdad que tiene que ser indescriptible pero hasta que no lo vives no lo sabes.
Por cierto, eso del hotel es genial, ojalá lo hicieran aquí.

Kate dijo...

Le deseo un muy feliz cumpleaños al niño, y un millón de felicitaciones a la orgullosa mamá!

Colombiana dijo...

Saludos amigas.

Anónimo dijo...

Si que es toda una experiencia inolvidable, la mas hermosa de la vida!
Felicidades al pequeño grande de nuestra parte.
Besos
FEr